Propósito de marzo: adiós a los refrescos azucarados

proposito-marzo

En diciembre de 2016 os dejamos una buena idea para cumplir metas este nuevo año: un nuevo propósito para cumplir cada mes. Son cosas fáciles y sencillas de llevar a cabo: en enero dedicamos el mes a comer más frutas, y en febrero a decir adiós al ascensor y a las escaleras mecánicas en favor de las de toda la vida.

Este mes de marzo tenemos como objetivo reducir el consumo de refrescos azucarados en nuestra dieta, y os dejamos unos tips para que esta misión sea más sencilla.

  • Que el agua sea tu bebida de referencia: la mejor forma de hidratarnos, tenlo claro, es a base de agua. Ten siempre una botella a mano en tu escritorio, en tu lugar de trabajo, en la mesa del salón mientras estás viendo la tele…

  • “¿Y si bebo zumos en vez de agua? Son naturales, ¿no?”: sí, son naturales, pero contienen azúcares libres. Es cierto que son los azúcares provenientes de la fruta, pero al exprimir las piezas perdemos la fibra y además sometemos a la fruta a un “procesado”. El resultado es que el azúcar que contienen los zumos se comporta a efectos metabólicos de forma similar al azúcar añadido.

  • “¿Y si tomo refrescos sin azúcar?”: tampoco es la mejor opción. Los refrescos “zero” no llevan azúcar pero sí llevan edulcorantes, que no nos ayudan a rebajar nuestro umbral del dulzor y provocan una respuesta en nuestro organismo parecida a la que provoca al azúcar. No se trata de cambiar algo con azúcar por su versión “sin”.

  • “Ya, pero el agua no sabe a nada…”: evidentemente, el agua es insípida. Si no te motiva beber agua porque “no sabe a nada”, puedes darle un toque de sabor añadiendo trozos de fruta fresca o unas hojas de menta. Personalmente, suelo echarle un chorrito de limón, y ya tiene un gusto rico.

  • “Y cuando salgo por ahí, ¿qué puedo beber?”: lo recomendado es beber agua. Pero si no va a ser un consumo habitual, sino esporádico, puedes valorar si prefieres beber otra cosa. Ahora que ya va haciendo más calor, el té con limón y con hielo (sin azúcar) es una buena opción para tomar en una terraza.

Os animamos a que por este mes digáis adiós a los refrescos azucarados, y a que nos contéis los cambios que experimentáis a raíz de ello.

¡Seguimos cumpliendo objetivos en este 2017!

Imagen | iStock
En Vitónica | La guía definitiva para cumplir los propósitos saludables (infografía)

También te recomendamos

El consumo de refrescos azucarados puede producir envejecimiento celular

Correr con altas temperaturas: trucos para mejorar la hidratación

17 imágenes espectaculares hechas con un móvil con las que aprender los mejores trucos fotográficos


La noticia Propósito de marzo: adiós a los refrescos azucarados fue publicada originalmente en Vitónica por Lady Fitness .

proposito-marzo

En diciembre de 2016 os dejamos una buena idea para cumplir metas este nuevo año: un nuevo propósito para cumplir cada mes. Son cosas fáciles y sencillas de llevar a cabo: en enero dedicamos el mes a comer más frutas, y en febrero a decir adiós al ascensor y a las escaleras mecánicas en favor de las de toda la vida.

Este mes de marzo tenemos como objetivo reducir el consumo de refrescos azucarados en nuestra dieta, y os dejamos unos tips para que esta misión sea más sencilla.

  • Que el agua sea tu bebida de referencia: la mejor forma de hidratarnos, tenlo claro, es a base de agua. Ten siempre una botella a mano en tu escritorio, en tu lugar de trabajo, en la mesa del salón mientras estás viendo la tele…

  • “¿Y si bebo zumos en vez de agua? Son naturales, ¿no?”: sí, son naturales, pero contienen azúcares libres. Es cierto que son los azúcares provenientes de la fruta, pero al exprimir las piezas perdemos la fibra y además sometemos a la fruta a un “procesado”. El resultado es que el azúcar que contienen los zumos se comporta a efectos metabólicos de forma similar al azúcar añadido.

  • “¿Y si tomo refrescos sin azúcar?”: tampoco es la mejor opción. Los refrescos “zero” no llevan azúcar pero sí llevan edulcorantes, que no nos ayudan a rebajar nuestro umbral del dulzor y provocan una respuesta en nuestro organismo parecida a la que provoca al azúcar. No se trata de cambiar algo con azúcar por su versión “sin”.

  • “Ya, pero el agua no sabe a nada…”: evidentemente, el agua es insípida. Si no te motiva beber agua porque “no sabe a nada”, puedes darle un toque de sabor añadiendo trozos de fruta fresca o unas hojas de menta. Personalmente, suelo echarle un chorrito de limón, y ya tiene un gusto rico.

  • “Y cuando salgo por ahí, ¿qué puedo beber?”: lo recomendado es beber agua. Pero si no va a ser un consumo habitual, sino esporádico, puedes valorar si prefieres beber otra cosa. Ahora que ya va haciendo más calor, el té con limón y con hielo (sin azúcar) es una buena opción para tomar en una terraza.

Os animamos a que por este mes digáis adiós a los refrescos azucarados, y a que nos contéis los cambios que experimentáis a raíz de ello.

¡Seguimos cumpliendo objetivos en este 2017!

Imagen | iStock
En Vitónica | La guía definitiva para cumplir los propósitos saludables (infografía)

También te recomendamos

El consumo de refrescos azucarados puede producir envejecimiento celular

Correr con altas temperaturas: trucos para mejorar la hidratación

17 imágenes espectaculares hechas con un móvil con las que aprender los mejores trucos fotográficos


La noticia Propósito de marzo: adiós a los refrescos azucarados fue publicada originalmente en Vitónica por Lady Fitness .

Propósito de marzo: adiós a los refrescos azucarados

Powered by WPeMatico