Los frutos secos son muy saludables… pero ¡no todo lo que crees que son frutos secos cuenta!

futos-secos-saludables

Escribo este post con la esperanza de encontrar en vosotros, lectores, un poco de empatía para una de mis grandes frustraciones: los alimentos que hemos pensado toda la vida que son frutos secos y no lo son.

Me explico, y para eso doy tres pasos hacia atrás. Los frutos secos son alimentos muy saludables, Un mayor consumo de frutos secos está relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, metabólicas, respiratorias y cáncer. Casi nada. Además, los frutos secos no engordan. Aunque tienen una alta densidad calórica, diversos estudios han observado que su consumo no está relacionado con un aumento del peso corporal. La combinación de ambos factores hacen que nutricionistas, médicos y organizaciones de la salud recomienden aumentar su consumo. Son beneficiosos y la mayoría no comemos lo suficiente.

Esto es, en mi opinión, una fantástica noticia porque me encantan los frutos secos. Y entonces es cuando llega mi frustración porque ni vale comer los frutos secos de cualquier forma ni todo lo que creíamos que eran frutos secos lo son en realidad.

Lo siento, los quicos no son un fruto seco

Vienen en el mismo formato, los venden los mismos fabricantes y están incluidos en los mix de frutos secos que puedes comprar en cualquier supermercado, pero lo siento, los quicos son granos de maíz tostados con sal.

Es decir, que no solo no son frutos secos, sino que además son altos en grasas (y dependiendo de cómo hayan sido preparados, muy poco saludables) y tienen mucha sal. No hay nada sano que ver aquí, señores, sigan circulando.

Los cacahuetes rebozados en miel y sal no son tan sanos

Los cacahuetes no son técnicamente tampoco frutos secos. Son una legumbre, como las lentejas. Sin embargo, los clasificamos también como frutos secos porque suelen estar en esos mixes de los que hablábamos antes.

En este caso, sin embargo, mis reparos no vienen de los cacahuetes en sí, que pueden ser saludables (siempre que no seas alérgico), sino de una variedad concreta de preparación que consiste en rebozarlos en miel y espolvorearlos en sal. Todos sabéis de qué estoy hablando, no disimuléis.

¿Buenos? ¡Están buenísimos! Pero no se te ocurra ni por un momento que puedes empacharte tranquilamente porque, total, “las autoridades sanitarias recomiendan comer más frutos secos”. Buen intento. No cuela.

Cuanto menos procesados, mejor

frutos-secos-saludables

Avellanas, almendras, anacardos, nueces, pipas, pistachos, castañas… La variedad de frutos secos a nuestro alcance es muy amplia y es raro no encontrar alguna que nos convenza para incluirla en nuestras comidas ya sea como snack para pasar el hambre o incluso como ingrediente en nuestras recetas.

Eso sí, siempre será mejor optar por comer los frutos secos lo menos procesados posible para evitar un añadido de grasas, sal o azúcar que pueden convertir ese picoteo saludable en un aporte innecesario de esos componentes.

En muchos mercados sigue habiendo puestos donde venden los frutos crudos que podemos tostar en casa si queremos, y siempre será mejor evitar los mixes de varios frutos combinados que suelen incluir cosas que no son frutos secos como los mencionados quicos o incluso gominolas.

Fotos | iStock
En Vitónica | Análisis nutricional de diferentes frutos secos

También te recomendamos

Crema de cacahuete, una buen fuente de proteínas

Los nutrientes de los frutos secos: todo lo que tienes que saber sobre ellos

La historia que hay detrás de la campaña “Testimonios que pueden salvar vidas”


La noticia Los frutos secos son muy saludables… pero ¡no todo lo que crees que son frutos secos cuenta! fue publicada originalmente en Vitónica por Rocío Pérez .

futos-secos-saludables

Escribo este post con la esperanza de encontrar en vosotros, lectores, un poco de empatía para una de mis grandes frustraciones: los alimentos que hemos pensado toda la vida que son frutos secos y no lo son.

Me explico, y para eso doy tres pasos hacia atrás. Los frutos secos son alimentos muy saludables, Un mayor consumo de frutos secos está relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, metabólicas, respiratorias y cáncer. Casi nada. Además, los frutos secos no engordan. Aunque tienen una alta densidad calórica, diversos estudios han observado que su consumo no está relacionado con un aumento del peso corporal. La combinación de ambos factores hacen que nutricionistas, médicos y organizaciones de la salud recomienden aumentar su consumo. Son beneficiosos y la mayoría no comemos lo suficiente.

Esto es, en mi opinión, una fantástica noticia porque me encantan los frutos secos. Y entonces es cuando llega mi frustración porque ni vale comer los frutos secos de cualquier forma ni todo lo que creíamos que eran frutos secos lo son en realidad.

Lo siento, los quicos no son un fruto seco

Vienen en el mismo formato, los venden los mismos fabricantes y están incluidos en los mix de frutos secos que puedes comprar en cualquier supermercado, pero lo siento, los quicos son granos de maíz tostados con sal.

Es decir, que no solo no son frutos secos, sino que además son altos en grasas (y dependiendo de cómo hayan sido preparados, muy poco saludables) y tienen mucha sal. No hay nada sano que ver aquí, señores, sigan circulando.

Los cacahuetes rebozados en miel y sal no son tan sanos

Los cacahuetes no son técnicamente tampoco frutos secos. Son una legumbre, como las lentejas. Sin embargo, los clasificamos también como frutos secos porque suelen estar en esos mixes de los que hablábamos antes.

En este caso, sin embargo, mis reparos no vienen de los cacahuetes en sí, que pueden ser saludables (siempre que no seas alérgico), sino de una variedad concreta de preparación que consiste en rebozarlos en miel y espolvorearlos en sal. Todos sabéis de qué estoy hablando, no disimuléis.

¿Buenos? ¡Están buenísimos! Pero no se te ocurra ni por un momento que puedes empacharte tranquilamente porque, total, “las autoridades sanitarias recomiendan comer más frutos secos”. Buen intento. No cuela.

Cuanto menos procesados, mejor

frutos-secos-saludables

Avellanas, almendras, anacardos, nueces, pipas, pistachos, castañas… La variedad de frutos secos a nuestro alcance es muy amplia y es raro no encontrar alguna que nos convenza para incluirla en nuestras comidas ya sea como snack para pasar el hambre o incluso como ingrediente en nuestras recetas.

Eso sí, siempre será mejor optar por comer los frutos secos lo menos procesados posible para evitar un añadido de grasas, sal o azúcar que pueden convertir ese picoteo saludable en un aporte innecesario de esos componentes.

En muchos mercados sigue habiendo puestos donde venden los frutos crudos que podemos tostar en casa si queremos, y siempre será mejor evitar los mixes de varios frutos combinados que suelen incluir cosas que no son frutos secos como los mencionados quicos o incluso gominolas.

Fotos | iStock
En Vitónica | Análisis nutricional de diferentes frutos secos

También te recomendamos

Crema de cacahuete, una buen fuente de proteínas

Los nutrientes de los frutos secos: todo lo que tienes que saber sobre ellos

La historia que hay detrás de la campaña “Testimonios que pueden salvar vidas”


La noticia Los frutos secos son muy saludables… pero ¡no todo lo que crees que son frutos secos cuenta! fue publicada originalmente en Vitónica por Rocío Pérez .

Los frutos secos son muy saludables… pero ¡no todo lo que crees que son frutos secos cuenta!

Powered by WPeMatico