Guía práctica para que el cambio de hora te afecte lo menos posible

dxd

Con la llegada de la primavera llegan los cambios climáticos y el día tiene más horas, por lo que podemos disfrutar de más tiempo de luz. Esto hace que esta nueva estación traiga consigo un cambio de hora. Concretamente este fin de semana, el último de Marzo nos llevará a adelantar una hora nuestros relojes la madrugada del domingo. Este simple hecho hace que muchas personas sientan alterados sus biorritmos y por ello en este post queremos daros algunos consejos para hacer más llevadero este cambio y que apenas no lo notemos.

Ante todo, lo principal es adaptarnos lo antes posible a la nueva hora. Es cierto que durante unos días lo vamos a notar, pero para adaptarnos cuanto antes lo mejor es no tener presente que se ha adelantado una hora. Lo más acertado en este caso es adoptar el nuevo horario y seguir las mismas rutinas de siempre pero con la nueva hora. A pesar de todo, muchas veces nos sentiremos afectados y por ello no está de más tener algunos trucos al respecto.

Irnos una hora antes a dormir

En primer lugar os recomendamos que el sábado nos vayamos una hora antes a dormir para recuperar la que vamos a perder y así levantarnos con el nuevo horario. De este modo comenzaremos la jornada del domingo con las horas habituales y empezaremos a hacer todo como solemos de manera habitual. La dificultad en esto es obligar al cuerpo a dormir una hora antes, pero es necesario que lo hagamos, pues es el hábito que debemos adquirir para así acostumbrarnos cuanto antes.

l..l

Evitar las siestas durante el domingo

Otra cosa que no debemos hacer es dormir siestas. Los domingos son días que se prestan a ello y muchos de nosotros lo hacemos. Pero precisamente el día en el que cambia la hora es mejor no hacerlo pues a la hora de conciliar el sueño por la noche nos costará mucho más dormir. Es mejor irnos a dormir cansados y así empezar a adaptarnos totalmente al nuevo horario.

Fuera sustancias estimulantes que nos pongan nerviosos

Evitar las sustancias estimulantes como el café, el té, los refrescos con cafeína, el alcohol… Estas sustancias pueden ayudar a que aparezcan trastornos del sueño que son muy habituales con el cambio de hora. Lo mejor durante esta jornada es recurrir a sustancias relajantes como infusiones que nos ayuden a conciliar el sueño y a sentirnos calmados.

Cuidar las horas de la comida

La alimentación también es otra de las cosas que se nos resiste y que se puede ver afectada en este momento. Los horarios de las comidas cambian, por lo que si el hambre nos llega antes debemos aguantar para adaptarnos al nuevo horario para conseguir el ritmo de nuevo. Lo mejor para evitar el hambre es desayunar muy bien el domingo. De este modo cargaremos pilas y tendremos más energía para afrontar la jornada. Además así podremos aguantar para comer a las horas habituales.

cxzxc

Echar mano de alimentos anti estrés

Consumir alimentos anti estrés es muy importante en las primeras jornadas. El cambio de horario hace que generemos cortisol, que nos lleva a desarrollar cuadros de estrés. Por ello debemos contribuir con la alimentación a sentirnos más relajados. Algunos alimentos que recomendamos son los plátanos, el aguacate, el germen de trigo, los frutos secos. Además, es mejor no consumir alimentos demasiado grasos ni difíciles de digerir durante esta jornada para así conciliar mejor el sueño, pues facilitaremos la digestión y con ello el descanso.

Cenar de forma ligera

A la hora de irnos a dormir es importante que realicemos una cesa ligera que nos ayude a acostarnos con la digestión ya hecha. Como hemos comentado antes, los procesos digestivos hacen que no descansemos de la manera adecuada y que nos cueste conciliar el sueño. Por ello es mejor realizar una cena suave y como mínimo dos horas antes de acostarnos.

Las infusiones nos pueden ayudar

Para ayudarnos os recomendamos la ingesta de bebidas relajantes como infusiones. Anteriormente ya lo comentábamos, pero es importante tener presente los tipos que nos ayudarán. La manzanilla, la menta poleo, tisanas relajantes, el rooibos… son algunas de las que nos ayudarán a estar más tranquilos, con buena digestión, y en consecuencia mejorar nuestro descanso y recuperar los ritmos habituales sin sufrir trastorno.

Imagen | Isaías López Maymó Imagen 2 | ThinkStockPhotos Imagen 3 | Sandra Rybicki

En Vitónica | El cambio de hora afecta a nuestro cerebro

También te recomendamos

Estos son los beneficios físicos que te aporta compartir tu vida con una mascota

Cómo podemos entrenar si hay alerta por contaminación

El centro de alto rendimiento que convierte a jugadores buenos en estrellas de los eSports


La noticia Guía práctica para que el cambio de hora te afecte lo menos posible fue publicada originalmente en Vitónica por Delgado .

dxd

Con la llegada de la primavera llegan los cambios climáticos y el día tiene más horas, por lo que podemos disfrutar de más tiempo de luz. Esto hace que esta nueva estación traiga consigo un cambio de hora. Concretamente este fin de semana, el último de Marzo nos llevará a adelantar una hora nuestros relojes la madrugada del domingo. Este simple hecho hace que muchas personas sientan alterados sus biorritmos y por ello en este post queremos daros algunos consejos para hacer más llevadero este cambio y que apenas no lo notemos.

Ante todo, lo principal es adaptarnos lo antes posible a la nueva hora. Es cierto que durante unos días lo vamos a notar, pero para adaptarnos cuanto antes lo mejor es no tener presente que se ha adelantado una hora. Lo más acertado en este caso es adoptar el nuevo horario y seguir las mismas rutinas de siempre pero con la nueva hora. A pesar de todo, muchas veces nos sentiremos afectados y por ello no está de más tener algunos trucos al respecto.

Irnos una hora antes a dormir

En primer lugar os recomendamos que el sábado nos vayamos una hora antes a dormir para recuperar la que vamos a perder y así levantarnos con el nuevo horario. De este modo comenzaremos la jornada del domingo con las horas habituales y empezaremos a hacer todo como solemos de manera habitual. La dificultad en esto es obligar al cuerpo a dormir una hora antes, pero es necesario que lo hagamos, pues es el hábito que debemos adquirir para así acostumbrarnos cuanto antes.

l..l

Evitar las siestas durante el domingo

Otra cosa que no debemos hacer es dormir siestas. Los domingos son días que se prestan a ello y muchos de nosotros lo hacemos. Pero precisamente el día en el que cambia la hora es mejor no hacerlo pues a la hora de conciliar el sueño por la noche nos costará mucho más dormir. Es mejor irnos a dormir cansados y así empezar a adaptarnos totalmente al nuevo horario.

Fuera sustancias estimulantes que nos pongan nerviosos

Evitar las sustancias estimulantes como el café, el té, los refrescos con cafeína, el alcohol… Estas sustancias pueden ayudar a que aparezcan trastornos del sueño que son muy habituales con el cambio de hora. Lo mejor durante esta jornada es recurrir a sustancias relajantes como infusiones que nos ayuden a conciliar el sueño y a sentirnos calmados.

Cuidar las horas de la comida

La alimentación también es otra de las cosas que se nos resiste y que se puede ver afectada en este momento. Los horarios de las comidas cambian, por lo que si el hambre nos llega antes debemos aguantar para adaptarnos al nuevo horario para conseguir el ritmo de nuevo. Lo mejor para evitar el hambre es desayunar muy bien el domingo. De este modo cargaremos pilas y tendremos más energía para afrontar la jornada. Además así podremos aguantar para comer a las horas habituales.

cxzxc

Echar mano de alimentos anti estrés

Consumir alimentos anti estrés es muy importante en las primeras jornadas. El cambio de horario hace que generemos cortisol, que nos lleva a desarrollar cuadros de estrés. Por ello debemos contribuir con la alimentación a sentirnos más relajados. Algunos alimentos que recomendamos son los plátanos, el aguacate, el germen de trigo, los frutos secos. Además, es mejor no consumir alimentos demasiado grasos ni difíciles de digerir durante esta jornada para así conciliar mejor el sueño, pues facilitaremos la digestión y con ello el descanso.

Cenar de forma ligera

A la hora de irnos a dormir es importante que realicemos una cesa ligera que nos ayude a acostarnos con la digestión ya hecha. Como hemos comentado antes, los procesos digestivos hacen que no descansemos de la manera adecuada y que nos cueste conciliar el sueño. Por ello es mejor realizar una cena suave y como mínimo dos horas antes de acostarnos.

Las infusiones nos pueden ayudar

Para ayudarnos os recomendamos la ingesta de bebidas relajantes como infusiones. Anteriormente ya lo comentábamos, pero es importante tener presente los tipos que nos ayudarán. La manzanilla, la menta poleo, tisanas relajantes, el rooibos… son algunas de las que nos ayudarán a estar más tranquilos, con buena digestión, y en consecuencia mejorar nuestro descanso y recuperar los ritmos habituales sin sufrir trastorno.

Imagen | Isaías López Maymó Imagen 2 | ThinkStockPhotos Imagen 3 | Sandra Rybicki

En Vitónica | El cambio de hora afecta a nuestro cerebro

También te recomendamos

Estos son los beneficios físicos que te aporta compartir tu vida con una mascota

Cómo podemos entrenar si hay alerta por contaminación

El centro de alto rendimiento que convierte a jugadores buenos en estrellas de los eSports


La noticia Guía práctica para que el cambio de hora te afecte lo menos posible fue publicada originalmente en Vitónica por Delgado .

Guía práctica para que el cambio de hora te afecte lo menos posible

Powered by WPeMatico