Desayunar… Es importante?

Gracias senor Dios por otro dia mas de vida.

Gracias a usted los fieles seguidores de este blog, por seguir informandose gratis.

El dia de hoy vamos a hablar de la importancia del desayuno en nuestra dieta diaria. La primera comida del día es básica para ajustar nuestros niveles diarios de energía y nutrientes necesarios. La ausencia del desayuno trae como consecuencia un menor rendimiento de nuestra mente y cuerpo durante las actividades realizadas por la mañana.

La importancia de desayunar está relacionada con el período de tiempo que pasamos sin comer durante la noche. Durante el ayuno nocturno nuestro cuerpo no ingiere absolutamente nada, muchas funciones cerebrales “se duermen” y las reservas de glucosa se agotan. Si al levantarnos no ingerimos ningún alimento o lo hacemos en cantidades mínimas, nuestro organismo sufrirá las consecuencias.

El no desayunar puede causarnos estrés, falta de concentración, nerviosismo, mal humor, cansancio, dificultades en la memoria y otros males debido a la ausencia de glucosa: el combustible de energía de nuestro cuerpo. Si no reponemos los niveles de glucosa por la mañana nos sentiremos decaídos y con mal ánimo. Y además, físicamente, nuestro cuerpo deberá recurrir a quemar otros depósitos de glucosa, lo cual perjudicará nuestra salud.

Es por eso que el desayuno debe ser una comida clave en nuestra dieta. Un desayuno equilibrado mejora nuestro estado nutricional y nuestro rendimiento físico e intelectual. Según diversos estudios, se ha demostrado que el desayuno ayuda a pensar con rapidez, prestar atención y comunicarse en forma apropiada con el entorno.

Des – ayunar

La mayoría de los niños y jóvenes pasan rápidamente de estar dormidos, estado en el que el cuerpo ha ayunado durante varias horas, a un estado de gran actividad. Esto hace que aumente la demanda de glucosa de los músculos y el cerebro, por lo que necesitamos “combustible”. El desayuno termina con el ayuno nocturno y aporta energía para estimular la actividad del cuerpo y de la mente. Sin embargo, del 10 al 30% de los niños europeos no desayunan, siendo los adolescentes y en especial las chicas quienes más omiten esta comida.

Calidad alimenticia = más salud

En comparación con quienes no desayunan, los niños que sí lo hacen tienen mayor probabilidad de cumplir con las recomendaciones nutricionales y consumen más vitaminas, minerales y fibra. Basta con echar un vistazo a la composición habitual del desayuno de los niños para comprobar por qué, ya que los productos lácteos, cereales, pan, zumo, fruta y huevos son los elementos más populares. Además del aspecto nutricional, quienes desayunan muestran hábitos más saludables, incluyendo un mayor consumo de fruta y verdura, y más actividad física.

En la actualidad hay pruebas claras que demuestran que los niños que desayunan tienden a estar más delgados. Recientemente, la revisión sistemática de dieciséis estudios en más de 59.000 niños y adolescentes europeos sobre el efecto de la omisión del desayuno en el control del peso halló que su consumo estaba asociado con un menor Índice de Masa Corporal (medida del peso en relación con la altura) y aparentemente protegía del sobrepeso y la obesidad. Otros estudios revelan hallazgos similares. Sin embargo, como en el caso de todos los estudios observacionales, no se puede deducir una relación de causa y efecto.

Más rendimiento

Los estudios iniciales realizados en laboratorio confirman los efectos positivos del desayuno en los indicadores de rendimiento, incluyendo la recuperación de la memoria, la capacidad de concentración y la creatividad. Una reciente revisión sistemática ha analizado 45 estudios en laboratorios y colegios para determinar si el desayuno tiene efectivamente un impacto en el rendimiento escolar. Las pruebas sugieren que para los niños en edad escolar es más beneficioso desayunar que no hacerlo. Aparentemente, es más importante que los niños coman algo que el tamaño o tipo de desayuno que consuman.

Campaña europea para promover el desayuno

En el Reino Unido, a finales de los años 90, tras comprobarse los beneficios del desayuno se crearon iniciativas como los clubes de desayuno en los colegios. Aparte de sus beneficios nutricionales, dichos clubes facilitan la interacción social de los niños, permiten comenzar el día de manera más relajada y se ha comprobado que mejoran la puntualidad, el comportamiento y la asistencia; efectos que tienen un probable beneficio en el aprendizaje infantil. Sin embargo, aunque en la mayoría de los estudios realizados en clubes de desayuno se ha observado una mejora de la motivación y concentración de los niños en las clases matinales, los beneficios son más claros en aquellos niños que inicialmente presentaban un estado nutricional por debajo del nivel óptimo.

Teniendo en cuenta los numerosos beneficios derivados del desayuno y la cantidad de niños que no lo toman, no resulta sorprendente que en 2008 se lanzara la campaña “Breakfast is Best” (Es mejor desayunar) para promover su importancia. Tras esta campaña están la Asociación Europea de Médicos, la Federación Europea de Asociaciones de Dietistas, la Asociación Europea de Profesores y otras autoridades europeas en materia de salud; también cuenta con el apoyo de la Dirección General de Salud y Consumidores de la Comisión Europea. El objetivo de esta iniciativa es promover los beneficios del desayuno ante los responsables de la elaboración de políticas y animar al uso de mensajes como “desayuna todos los días” en las campañas de salud pública y los programas escolares.

Empezar por casa…

El desayuno mejora el consumo general de nutrientes y está asociado con el rendimiento y el control del peso, siempre que se respeten las necesidades calóricas individuales. Es más probable que los niños y adolescentes desayunen en aquellas familias en las que los adultos también lo hacen. Por eso, hay que animar a los padres a predicar con el ejemplo. En aquellos casos en que esto no sea posible, los clubes de desayuno escolares representan una alternativa al servir un desayuno nutritivo y ofrecer importantes beneficios sociales.